Los Templarios en Toledo

Los Templarios en Toledo

Toledo ha sido un lugar significativo para los templarios desde el siglo XIII, las huellas y símbolos encontrados nos demuestran su actividad en esa época, sin embargo, apenas sabemos nada de sus actividades y, a excepción de los yacimientos arqueológicos y artísticos encontrados en el sigo XX, no hay mucha documentación al respecto de esta Orden religiosa que vivió en Toledo.

Tenían casas mayores en la zona de San Miguel el Alto, incluso esta iglesia pudo ser fundada y utilizada por la Orden Templaria.

Aquí hay algunos escudos en los capiteles. Cerca del templo se encuentra una casa principal que la tradición señala como el Templo de estilo mudéjar donde se encontraba el famoso «Templo de la Botica», una sala decorada con yeserías mudéjares adquiridas por los ingleses.

En la provincia tuvo dos encomiendas, la más extensa en Montalbán gestionada desde el castillo, que se extendía desde los Montes de Toledo valle del Tajo hasta Cebolla y otra en Yuncos.

Y, por descontado, algunos de los conocidos castillos de Toledo, fueron hogar de esta orden templaria.

Para recorrer las tierras administradas por los Templarios en los Montes de Toledo limitados por Cedena Torcón y ríos desde 1207, partiremos desde Toledo hasta San Martín de Montalbán.

El camino puede iniciarse, por el norte desde Toledo y por el sur, viajando desde Ciudad Real hasta Puerto del Milagro y Sales con Aguilera Pena. Si optamos por salir de Talavera, la referencia es el pueblo de Los Navalmorales.

Elijamos uno u otro extremo, el punto de partida es San Martín de Montalbán donde, por la CM-4009, giraremos a la derecha para visitar la iglesia y conjunto monástico de Melque, de origen visigodo, donde los Caballeros Templarios instalaron un convento. en 1197.

Volviendo a la CM-4009, frente a la estrecha carretera que dejamos, comienza un camino que conduce al Castillo de Montalbán, Cabe za de la encomienda Templaria.

El castillo, uno de los más grandes de España, ya existía cuando los Templarios aparecen en el territorio. Cabe destacar majestuosas torres de vigilancia y sistema defensivo. Impresionantes también son las vistas al cañón del río Torcón.

Salimos del castillo, y nos dirigimos de regreso a San Martín de Montalbán, donde podemos visitar su histórico do lega- y su amplia oferta de enclaves arquitectónicos y culturales, los visitantes pueden recorrer el interior de las calles de San Martín de Montalbán para reconectar con la Herencia de un tradición marcada por el toque innato de la historia.

Castillos Templarios en Toledo

El punto de partida lo tomamos en la Plaza del Ayuntamiento, tras una visita al Ayuntamiento descubrimos la Iglesia de San Andrés construida a principios del siglo XVII.

Desde San Martín de Montalbán podemos practicar una ruta a pie, de dificultad baja, de unos 3 Km.

Aproximadamente hasta el puente de la Canasta, de origen romano, que conectaba las posesiones de Montalbán con la sierra y salvaba profundos fosos que mostraban el entorno paisajístico.



Continuamos el viaje hacia Navahermosa por la carretera CM-401.

Entrando en el pueblo nos encontramos con la Ermita de San Sebastián, al oeste, cruzando la amplia avenida nos encontramos con el Ayuntamiento sobre el que se levanta la gran torre del reloj, y en este se divisa la Iglesia de San Miguel Arcángel, construida sobre una antigua iglesia del siglo XV.

Una vez visitada esta ciudad la dejamos atrás de la iglesia y avanzamos 2 Km. Por camino compactado antes de llegar al Castillo de Dos Hermanas, ubicado en un lugar que tiene algo de mágico, tranquilo y espectacular.

Allí estuvo el pueblo de Dos Hermanas, posiblemente fruto de la repoblación templaria en las inmediaciones y posteriormente, en el siglo XIII, se construyó el castillo para proteger la frontera sur de Montalbán.

Esta zona fue frontera entre árabes y cristianos donde se produjeron múltiples enfrentamientos entre ambos bandos.

El siguiente punto de nuestra ruta es el municipio de Hontanar, pintoresca villa rodeada por las montañas del Macizo de Corral de Cantos, antes de emprender rumbo a Malamoneda podemos visitar el Centro de Interpretación de la Naturaleza, su petición al Ayuntamiento.

Luego nos dirigimos al desierto de Malamoneda, el camino a pie desde el cruce de carreteras de Hontanar y Navas de Estena son 6 km., aproximadamente, donde los senderistas deben tener cuidado de tomar, unos 4 Km. un camino que se bifurca a la izquierda entre algún roble y chaparral, continuamos por este camino y al final del mismo avistamos la Torre de Malamoneda con los restos del pueblo de su antigua población.

Al norte de la torre se encuentra una necrópolis tardorromana, al oeste y continuando hacia el sur, encontramos los edificios del casco antiguo.

Volviendo a la carretera principal junto a la torre, se cruzan los restos de calles y casas de la antigua Malamoneda, hasta un arroyo llamado Pasadero, afluente del río Cedena.

Continúa el camino entre las huertas donde se levantan las ruinas del antiguo castillo y desaparecida iglesia.

El camino continúa hasta el río Cedena que podemos vadear y seguir su curso hasta llegar a un dique que lo cruza, se vuelve a la torre.

De vuelta a Hontanar, podemos dirigirnos a nuestro punto de partida, dando Navahermosa por Ruta cumplida.

Exposición permanente de los Templarios

Exposición permanente de los Templarios

La presencia de la orden de los Templarios en Toledo así como otras órdenes se puede admirar en esta Exposición Permanente de Templarios y otras órdenes en Toledo, misma que se encuentra abierta al público en el Imperial Monasterio de San Clemente en Toledo. El horario para visitar la misma es todos los días de 10:00 a 21:00 hrs.

La misma recorre la historia y la importancia de los Templarios en esta región española. Como sabemos los mismos eran los caballeros que se encargaban de luchar por la protección de los lugares santos y luchaban por ello contra los musulmanes.

El hermoso Monasterio Imperial de San Clemente en Toledo, es una hermosa construcción que ha sido ocupada desde el siglo XIII por las monjas de clausura de la orden cisterciense.

De importancia arquitectónica y hermosa apariencia se dice que fue fundado a raíz de la Reconquista.

Se encuentra en la parte más elevada de Toledo y en él se dice también que fue preparado el primer mazapán de Toledo, delicioso postre de fama internacional.

En él se puede disfrutar de un recorrido mientras conoces la historia de los Templarios en una visita que hagas a Toledo este verano, porque Toledo es muchas cosas interesantes por ver y conocer.

Más información sobre esta Exposición permanente de Templarios y otras órdenes en Toledo, visitando la web turítica de la ciudad de Toledo.

Socializanos:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *