Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul

Boda algo nuevo

Boda algo nuevo

A pesar de que el mundo de las bodas está inundado de creatividad y originalidad, hay cosas que no cambian, que nos gustan cómo han sido toda la vida y ¿para qué engañarnos? tienen su puntillo! ; )

Así que hoy vamos a comentar el porqué de la tradición de que la novia llevé el día de su boda algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul.

Personalmente, reconozco que no soy nada supersticiosa pero hay de todo… Así que para quienes llevan estas cosas a raja tabla vamos a tratarlo en este post.

Algo nuevo

Desde luego, el “algo nuevo” es lo más sencillo.

Lo normal es que las novias el día de su boda estrenen su vestido de novia, su lencería, sus zapatos… Cumplir con esto está asegurado sin pensarlo!

Que la novia lleve algo nuevo el día de su boda es símbolo de la nueva vida en pareja que se inicia a partir de ese momento.

Algo viejo

Es el punto más emocional de la tradición, ese “Algo viejo” puede ser alguna joya familiar, un complemento para el pelo, un broche, el velo de novia,… porque llevar algo dotado de sentimiento hará que la novia se sienta aún más especial si cabe.

La simbología que envuelve este hecho nos quiere decir que la novia a pesar de comenzar una nueva vida en pareja, también da continuidad a su vida, a su familia, a su historia anterior.

algo prestado

 

Algo prestado

Para la novia llevar algo prestado es como llevar un amuleto.

Siempre puede haber algo que algún familiar o amiga cercana ofrece porque a esa persona porque el llevarlo consigo le ha traído buena suerte.

La verdad es que es un acto de generosidad encomiable la energía esta esa persona está depositando en la novia y en su buenaventura a través de ese algo tan especial.

algo azul

Algo azul

El color azul simboliza la confianza y la lealtad.

El azul del cielo y del mar se observan infinitos, tanto como el amor que se prometen los novios el día de su boda.

Es muy recurrente coser al traje de la novia un pequeño lazo azul en la zona interior no visible, pero también hay otras maneras de vestir “algo azul” el día de la boda como las ligas o los zapatos de novia.

Hasta aquí este brevísimo repaso de esta curiosa tradición.

Porque tradición y modernidad no están reñidos, ¿quién lo duda?

Recordarte que hay un fino margen entre la originalidad y la horterada.

Artículos Relacionados

Tu cuerpo; Con todo en su sitio En estas épocas de culto al cuerpo, en el que la delgadez es lo “más importante”, Elle Francia nos vuelve a dar una importante lección, mostrándonos...
Boda original… o tal vez hortera, no se sabe ¿Esto es una Boda original, o una horterada? Cada día me quedo más alucinada con lo que llega a hacer la gente por ser diferente y original. ¿No no...
Belleza por fuera y por dentro, gracias a la nutru... Hablando esta semana con un buen amigo, Ana Jerez, nutricionista, me ha hecho recapacitar sobre la importancia de empezar a cuidarnos desde dentro....
Vivir Todo el mundo (o casi todo el mundo) tiene un mini apartado en su blog, explicando aquellas cosas que les gusta mucho, aficiones, lugares favoritos....

One Response to Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul

  1. […] la respuesta era que no. “¿Para qué lo quieres?”, le respondo. “Para una boda”, me suelta así, sin anestesia ni nada. Sin estar muy segura de lo que había oído le pido que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *